Atrás

Las Encañizadas, enterradas.

06·11·2017 | NOTICIA IMIDA | DEPARTAMENTO DE RECURSOS NATURALES | EQUIPO DE SIGYT

Los drones del Imida, constatan que en el canal ha emergido una superficie de 35 hectáreas de arena en ocho años.

El Mar Menor sigue en un equilibrio "delicado", pero ha mejorado respecto a agosto y la visibilidad llega al metro y medio.

El Mar Menor sigue «en un equilibrio delicado» y mientras que la turbidez está mejor que el año pasado por estas fechas, sigue «algo peor» que como estaba el pasado mes de junio. De hecho, la visibilidad es de metro y medio.

Así lo explican fuentes de la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, que añaden que los mecanismos de autorregulación de la laguna «no están aún recuperados plenamente».

El consejero del ramo, Javier Celdrán, visitó ayer la zona de la gola de Las Encañizadas, en San Pedro del Pinatar, donde un equipo del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), está haciendo un seguimiento al Mar Menor utilizando drones fabricados por una empresa murciana, Nido Robotics, como ya adelantó este diario.

Allí los investigadores le insistieron en las conclusiones de un estudio que la Consejería les había encargado, y por la cual esta gola ha visto emerger una superficie de 35 hectáreas entre 2009 y 2017.

Las aportaciones de arenas en este tiempo, procedentes de los distintos temporales, son la causa de este cerramiento, que también ha hecho que el canal natural de conexión entre la laguna y el Mediterráneo esté perdiendo calado.

Asimismo, los científicos explicaron que este ecosistema dañado «está dando síntomas de capacidad de respuesta», pero siendo aún «altamente sensible a factores de estrés como la subida y mantenimiento de temperaturas elevadas o baja salinidad».

Sigue siendo muy importante evitar la entrada de nutrientes y aguas dulces al ecosistema; y si bien las concentraciones de nutrientes, incluido el amonio, continúan descendiendo, se han detectado entradas de agua dulce desde el freático, que se mantiene muy alto desde que se tomaron medidas para disminuir los vertidos y se recargó con las lluvias de invierno.

El hecho de que el nivel freático esté tan alto, está provocando que salga «a borbotones y de forma natural» en algunas playas de Los Urrutias, apuntan desde la Consejería.

Celdrán indicó que van a seguir colaborando con el Imida para tareas de teledetección y fotogrametría de alta resolución y para obtener una batimetría de zonas someras, con técnicas similares a las de Las Encañizadas para todo el perímetro del Mar Menor.


Fuente: http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2017/11/04/encanizadas-enterradas/872443.html

IMÁGENES

Imagenes

<
 
>