Atrás

La investigadora del Departamento de Viticultura del IMIDA, Leonor Ruiz García, participó en la II Jornada Empresas, Asociaciones y Cooperativas del Sector Vitícola, celebrada el 17 de enero en el Centro Sociocultural Roque Baños de Jumilla.

20·01·2017 | NOTICIA IMIDA | DEPARTAMENTO DE DESARROLLO RURAL | enología y agricultura sostenible | equipo de enología y viticultura

Esta jornada fue organizada por el periódico La Verdad y patrocinada por Caja Rural-Servicios Agrícolas, con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Jumilla y el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla.

En esta Jornada presentó una comunicación oral bajo el título de “Estrategias de Adaptación de la Monastrell al Cambio Climático”, en la que expuso las diferentes líneas de investigación que se están desarrollando en el IMIDA para dar una respuesta al sector vitícola de la Región de Murcia frente al cambio climático, y al consumidor que demanda productos saludables de calidad y respetuosos con el medio ambiente. 

El IMIDA cuenta con un programa de mejora genética de la variedad Monastrell en la que se busca adaptar el cultivo de la uva de vinificación a unas condiciones de incremento de temperatura y una disminución de precipitaciones y, por tanto, a unas condiciones de déficit hídrico. El incremento previsto de temperaturas afectará a la fisiología de la vid, provocando un incremento del estrés térmico de la planta, una variabilidad en el rendimiento del cultivo, un mayor riesgo de plagas y enfermedades, así como un incremento en el grado alcohólico de los vinos obtenidos. Asimismo, el incremento de temperaturas disminuirá la calidad de la uva y del vino, al disminuir el contenido en color, polifenoles y acidez, dando lugar a vinos más planos y desequilibrados. Por otro lado, la disminución de las precipitaciones causará una mayor frecuencia de periodos de sequía y disminuirá el rendimiento del cultivo. Como consecuencia del incremento de temperaturas y de la disminución de precipitaciones se producirá un incremento de las necesidades hídricas de la planta provocando estrés hídrico. 

El equipo de Viticultura y Enología del departamento de Viticultura del IMIDA lleva años estudiando diferentes estrategias de mejora y adaptación de Monastrell, abarcando desde la selección clonal de Monastrell hasta la obtención y selección de nuevas variedades derivadas de Monastrell que presenten una elevada acidez, maduración tardía, menor grado alcohólico, y que sean resistentes a la sequía y a enfermedades fúngicas como el oídio y mildiu. Asimismo, se está estudiando el posible efecto de la aplicación de elicitores en el cultivo de vid para incrementar la tolerancia a plagas y enfermedades.

Por otro lado, desde el equipo de Riego y Fisiología del Estrés del departamento de Recursos Naturales del IMIDA, se están abordando estrategias de cambios en las prácticas de manejo del riego para mejorar la eficiencia del uso del agua, selección de portainjertos mejor adaptados, y el uso de microorganismo beneficiosos para incrementar la tolerancia de la planta a la sequía y a otros estreses. 

Todos estos esfuerzos permitirán el desarrollo de una agricultura sostenible en la Región, y a la obtención de un vino de calidad saludable y respetuoso con el medio ambiente. 

Descargar ponencia 


IMÁGENES

Imagenes

<
 
>